Semana del 6 al 10 de Febrero: COMPARTIMOS LA MOCHILA
Si en la anterior semana hemos trabajado las cualidades y capacidades que todos tenemos, en esta semana se trata de compartirlas y ponerlas al servicio de los demás.
En definitiva, se trata de SER SOLIDARIOS con los que nos rodean y de abrir ventanas para observar las necesidades de los que están más lejos.

Oración: Una primera oración para recordar a las personas que tienen dificultades (enfermedades, hambre, frío,…) y pedir por ellos. La segunda es una oración que invita a dar gracias a Dios por todo lo que nos rodea .
Padre bueno,
en este día tan feliz
para mí y para muchos,
no quiero olvidarme de todos los niños
que sufren en el mundo.
Por los niños enfermos,
por los niños de la guerra,
por los niños de la calle,
por los niños abandonados,
por los niños sin familia,
por los niños que no pueden ir a la escuela,
por los niños que no tienen para comer,
por los niños que deben trabajar,
por todos ellos Señor,
te quiero pedir en este día.
Ayúdame a vivir solidario
con todos ellos.
Que nunca olvide que Tú estás presente
en el rostro de cada niño.
Thank you

Thank you for the world so sweet,
Thank you for the food we eat,
Thank you for the birds that sing,
Thank you God for everything.
Evening Prayer for Children




Canción y audiovisual: “Andaluna y Samir. Derechos a la aventura: Cooperación solidaria”. Hacer conscientes a los niños de que ellos también pueden colaborar con los que lo necesitan, trayendo juguetes, alimentos, ropa,… “Todos podemos ayudar”.
http://www.andaluna.org
CANCIÓN ANDALUNA Y SAMIR
Todas las personas
Podemos necesitar
De la solidaridad internacional
Por culpa de una guerra
O un desastre natural
Piensa un poco en ellos
Ponte en su lugar.
Hay niños que al colegio
no pueden acudir,
ni tienen una casa donde vivir.
Participando todos podemos lograr
que sus derechos se hagan realidad.
Recoge alimentos
juguetes, medicinas
y que colaboren amigos y vecinas.
Tú puedes ayudarles solidariamente
de formas variadas
Estrújate la mente.
Ponte en su lugar.
Ponte en su lugar.
Ponte en su lugar.



Cuento: “Los seis sombreros de paja”. Cuento para trabajar la bondad y el compartir lo que tenemos con los demás.
LOS SEIS SOMBREROS DE PAJA (Valor: la bondad)
Érase una vez un abuelito y una abuelita japoneses. Se ganaban la vida haciendo sombreros de paja y vivían muy pobremente.
Un año, al llegar el día de Nochevieja vieron que no tenían suficiente dinero para comprar los tradicionales pastelitos de arroz. El abuelito se levantó temprano y decidió ir al pueblo a vender sombreros de paja para obtener algunas monedas. Cogió cinco sombreros, se los puso sobre la espalda y empezó a caminar hacia el pueblo.
El pueblo estaba bastante lejos de su casa. El pobre anciano tuvo que andar todo el día cruzando campos y arroyos hasta que por fin llegó al mercado. Una vez allí, se puso a pregonar:
- ¡Sombreros de paja, bonitos sombreros para el sol!, ¿quién quiere sombreros de paja?
En la plaza había mucha gente de compras… Compraban pescado, vino, pastelitos de arroz, pero nadie compraba sombreros porque no lucía el Sol.
Se acabó el día y el abuelito no vendió ni uno. Y sin dinero, no pudo comprar pastelitos de arroz para la cena de Nochevieja.
Al atardecer, emprendió el camino de regreso a casa. De nuevo, tuvo que cruzar campos y arroyos y, para colmo, empezó a nevar. El abuelito andaba dificultosamente por la nieve. Tenía frío y estaba cansado.
De repente, entre los copos de nieve, vio unas enormes piedras. Eran jizos, estatuas de dioses japoneses. ¡Había seis jizos y tenían las cabezas cubiertas de nieve!
El viejecito tenía buen corazón y pensó que los jizos debían tener frío. Les quitó la nieve y, uno tras otro, les fue poniendo los sombreros que no pudo vender. A cada uno le iba diciendo humildemente:
- Es solamente de paja pero, por favor, acéptelo…
Pero el abuelito sólo tenía cinco sombreros, y los jizos eran seis. Al faltarle uno, dio su propio sombrero al último jizo y le dijo:
- Discúlpeme por darle un sombrero tan viejo, es el único que me queda.
Después siguió caminando por la nieve hacia su casa.
El abuelito llegó a su casa cubierto de nieve. Cuando la abuelita lo vio así, sin sombrero, le preguntó qué había pasado. Él le explicó que no había podido vender los sombreros y que sintió muy triste al ver los jizos cubiertos de nieve y que, como eran seis, tuvo que darles su propio sombrero.
Al oír esto, la abuelita se alegró de tener un marido tan generoso.
- Hiciste muy bien. Aunque seamos pobres, nosotros tenemos una casa caliente y ellos no.
Entonces, el abuelito se sentó al lado del fuego y cenaron juntos. Como no tenían pastelitos de arroz, comieron un poco de verdura en conserva y se fueron tempranito a la cama.
A medianoche se despertaron al oír unos cantos. El abuelito y la abuelita estaban sorprendidos, nunca habían escuchado algo tan hermoso. Al principio, las voces sonaban lejos, pero poco a poco se fueron acercando a la casa.
De repente, oyeron un gran estruendo y corrieron para ver lo que era… ¡Menuda sorpresa se llevaron al abrir la puerta! Había un montón de paquetes unos encima de los otros; también había vino, pastelitos de arroz, decoraciones para el Año Nuevo, mantas, quimonos calientes y muchas otras cosas…
Al buscar quién les había traído todos aquellos regalos, vieron a los seis jizos alejándose veloces con los sombreros del abuelito puestos.
Los jizos, en reconocimiento de la bondad del abuelito, les habían traído estos regalos par que tuvieran un próspero Año Nuevo.

Texto bíblico:

John 13:34-35

34 “A new command I give you: Love one another. As I have loved you, so you must love one another. 35 By this everyone will know that you are my disciples, if you love one another.”

ESCRITURA: "Este mandamiento nuevo les doy: que se amen los unos a los otros. Así como yo los he amado, también ustedes deben amarse los unos a los otros. De este modo todos sabrán que son mis discípulos, si se aman los unos a los otros" (Juan 13:34-35 - NVI).


Marista: Palabras de Champagnat
"Diga a sus niños que Jesús y María los aman mucho a todos: a los
que son buenos porque se parecen a Cristo Jesús, que es
infinitamente bueno y a quienes no lo son todavía porque llegarán a
serlo. Que la Santísima Virgen les ama también, porque es la Madre
de todos los niños que están en nuestras escuelas. Dígales también
que yo mismo les quiero mucho" (Carta al Hno. Bartolomé, 21-01-
1830)
external image clip_image002.jpg
Marcelino amaba a todos los niños, especialmente a los más necesitados. Os planteamos realizar un collage con la imagen de Marcelino y fotos de niños con algún tipo de necesidad o que lo estén pasando mal.


Solidaridad: Cuentos e imágenes que muestran las diferencias de vivir en un lugar u otro.
Contar la historia de los dos protagonistas y enseñar las imágenes correspondientes. Posteriormente, comentar las diferencias entre uno y otro.
Texto:
¡ Hola! Me llamo Jon, vivo en… Y voy
al Colegio ….
Me gusta mucho ir al cole, porque allí
estoy con mis amigos, y podemos
jugar.
También me gusta ir porque aprendo
muchas cosas que si me quedara en
casa no podría aprender. Por
ejemplo, a dibujar, a contar hasta 10,
a leer, escribir,…
Las profesoras nos quieren mucho y
nos cuidan.
En clase tenemos pinturas, plastilina,
juegos, telas para disfrazarnos,…
Es muy divertido ir al cole, yo voy
contentísimo.
¡Hola! Me llamo Beto, tengo cinco
años y vivo en un país de África que
se llama Mozambique.
En mi país hace años hubo una
guerra y casi todas las casas
quedaron destrozadas. También las
escuelas.
A mi me gusta ir al colegio, porque
allí aprendo muchas cosas, pero
está tan lejos,…
Para ir hasta allí tengo que andar
durante mucho rato y luego para
volver a casa también. Así que no
puedo ir todos los días.
Tampoco tenemos cuadernos, ni
pinturas, escribimos en unas
pizarras pequeñas.
Me gustaría mucho que en mi
pueblo construyeran una escuela,
así podría ir todos los días.
external image clip_image002.jpgexternal image clip_image004.jpg
external image clip_image006.jpgexternal image clip_image008.jpg

Dibujo de Fano: Para colorear. Podemos hacer hincapié en la idea de ir dando amor por el mundo.
Dinámica breve: Ficha “The good samaritan”. Para trabajar las actitudes solidarias que tenemos en el día a día con los que nos rodean.